Trump apoya dotar de armas a los profesores para prevenir tiroteos

«Este tiroteo es diferente de los anteriores. Tengo un buen presentimiento. Algo va a cambiar».

Las palabras de Daniel Bishop, de 16 años, superviviente de la matanza que segó la vida de diecisiete compañeros en las aulas del Marjory Stoneman Douglas High School, moldean el espíritu con que un centenar de estudiantes cubrieron en autobús los 650 kilómetros que separan su instituto del Capitolio de Florida.

La ofensiva de los estudiantes es de largo recorrido. El martes daban el último adiós a sus compañeros. Ayer, pasaron del luto a la acción. Su concentración ante las puertas del legislativo estatal en Tallahassee coincidió con la visita de una representación de alumnos, padres y profesores del instituto a la Casa Blanca, donde Donald Trump escuchó las mismas demandas de control de las armas y de seguridad en los centros educativos. Y el presidente se mostró más explícito y prolijo en sus comentarios que en estos últimos días. Mostró su apoyo a una idea que aún debe ser debatida y que suscita un gran revuelo social: armar a los profesores para prevenir las matanzas en centros de enseñanza.

Precisó Trump que no se armaría a todos los docentes y sugirió que bastaría con hacerlo con un 20 por ciento de ellos, aquellos que acepten y sepan manejar armas de fuego. Se les impartirían cursos especializados y portarían sus armas de forma discreta. «A muchos no les gustará la idea», afirmó, y criticó el concepto de escuelas-santuario donde toda arma esté prohibida. «Ello actuaría como imán para los maniacos», concluyó Trump.

La posibilidad de armar a los profesores y responsables de los centros levanta ampollas en la comunidad escolar. Muchos la apoyan, al menos tantos como la rechazan.

Este encuentro en la Casa Blanca no es sino la antesala de la gran manifestación convocada para el 24 de marzo en el Mall de la capital, donde se espera la llegada de cientos de miles de jóvenes de todo el país. Antes, el día 14, cuando se cumpla el primer mes desde el trágico tiroteo, el instituto de Parkland reunirá otro llamativo acto de silencio por los compañeros malogrados. Y habrá más. La movilización tendrá continuidad el 20 de abril, coincidiendo con el decimonoveno aniversario de la masacre del Columbine High School, en Colorado, donde se recordará a los doce alumnos y al profesor asesinados por dos estudiantes que posteriormente se suicidaron. La campaña va a ser posible gracias a los miles de dólares en donaciones que están recibiendo los organizadores de particulares, algunos de ellos famosos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *