La carta del presidente Juan Manuel Santos a su sucesor

propósito de la recta final del Gobierno del presidente Juan Manuel Santos, que terminará en cerca de seis meses, el primer mandatario escribió una carta abierta a quien sea su sucesor, en donde explica lo que cree “deban ser los principales temas de debate nacional durante esta campaña electoral para elegir” el próximo presidente de los colombianos.

En la misiva, el ejecutivo aclara que no se expresa con el ánimo de interferir, sino de aportar al debate electoral, para “liderar el país y mejorar la calidad de vida de nuestros compatriotas y garantizarles sus derechos”.

Asimismo, le reitera a su sucesor que tendrá “la absoluta seguridad que no voy a interferir para nada en su trabajo. Yo ya tuve el inmenso privilegio de gobernar durante ocho años. Ahora es su turno. Si me necesita ahí estaré. Le deseo los mayores éxitos. Su éxito será el éxito de todos nosotros, de toda Colombia”.

De otra parte, el primer mandatario le dice al próximo inquilino de la Casa de Nariño que “pueda ser que le toque una oposición más racional y constructiva. Así como he tenido momentos muy difíciles y grandes desilusiones, también he tenido momentos de inmensas satisfacciones. Lo importante es poder decir al final del gobierno que hizo todo lo humanamente posible y que hizo siempre lo que consideró correcto, así fuera impopular”.

El primer mandatario también destaca los grandes cambios que vive el ámbito político, respecto a la forma de gobernar naciones y el reto de “ser presidente en el mundo de hoy es cada vez más difícil. La polarización, el triunfo –ojalá temporal –de las emociones sobre los argumentos, la inmediatez de las redes sociales, la rapidez con que cambia la tecnología, impone ritmos cada vez más exigentes y presenta nuevos desafíos en el diálogo con el ciudadano. Hoy hay que trabajar mucho más”.

Entre tanto, el Gobierno nacional destaca que en los últimos años, más de 5 millones de colombianos salieron de la pobreza y se redujo a la mitad la  pobreza extrema, fruto de haber adoptado el índice multidimensional que permitió una más rigurosa y  efectiva focalización de la inversión social. Pero nos queda aún mucho camino por recorrer, explicó Santos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *