Inicia el ‘segundo round’ por el salario mínimo, ¿en qué va la concertación?

Tal como ha sucedido años atrás, trabajadores y empresarios tienen grandes diferencias frente al incremento del salario mínimo para el 2018.

Mientras los primeros aspiran a ganar $88.526 más el próximo año, eso sería un alza de 12 %, los empresarios solo están dispuestos a pagar $34.672 más (4,7%). Este último incremento solo alcanzaría, en el mejor de los casos, para cancelar 18 pasajes del MIO o tres entradas a cine en fin de semana.

El presidente de Fenalco, Guillermo Botero, dice que “a la clase trabajadora hay que remunerarla mejor”, pero aún así este gremio fue uno de los que propuso un alza solo de 4,7 %.

El economista Ricardo Bonilla aseguró que la diferencia entre las partes, en la mesa de concertación laboral, es muy alta y se tendrá que ceder si en verdad se quiere llegar a un acuerdo.

$88.526 
sería el aumento del salario mínimo que quieren los trabajadores (12% de alza).

“Es un tema de tire y afloje en la negociación, en donde las centrales obreras tienen que partir de una cifra alta y los empleadores de una baja buscando en algún momento acercarse. Si la brecha es muy alta nunca se van a poner de acuerdo y lo más probable es que este incremento salga por decreto”, señaló Bonilla.

Con esta postura concuerda el profesor de la Universidad de los Andes, Rodrigo Tejada, quien no cree que este año se vaya a lograr una concertación por las diferencias que tienen los negociadores. “El alza nuevamente será por decreto, más inclinada a la posición del Gobierno frente a los números que han planteado los trabajadores”.

$34.672
sería el aumento del salario mínimo que ofrecen los empresarios (4.7% de alza).

Con las primeras ofertas conocidas a los trabajadores y a los empresarios los separan unos $55.000, que cualquier colombiano diría que es poco dinero, pero que los empresarios califican como una cifra insostenible para los negocios.

“Yo veo difícil que se llegue a un acuerdo porque hay ocho puntos porcentuales de distancia entre las propuestas y a los que les toca bajar sus pretensiones es a los trabajadores porque los empresarios no suben. Mientras que los sindicatos bajan décimas, los trabajadores suben centésimas, entonces es como decir que la oferta de los empresarios sube por escalera mientras que la de los trabajadores baja por ascensor”, aseguró Bonilla.

Un informe del Observatorio Laboral de la Universidad del Rosario indicó que una fijación concertada del salario mínimo para el año 2018 es poco probable, porque las propuestas de trabajadores y empresarios se encuentran muy distantes.

“Existen elementos que pueden dificultar la negociación, como la posición de las partes ante una eventual reforma pensional, el estado actual de las relaciones laborales luego de la huelga de pilotos de Avianca y la postura de centrales obreras y gremios de cara a las elecciones del 2018”, señala el informe.

En este aspecto, el profesor de la Universidad Javeriana, Jorge Restrepo aseguró que lamenta que los grandes sindicatos tengan esas posiciones maximalistas, “que no consideran la necesidad de crear empleo sino los intereses de quienes hoy ya tienen un puesto de trabajo. Me parece que son unas posiciones completamente irreales, inalcanzables”.

Los analistas consideran que el aumento del salario mínimo para 2018, que ganan 1.700.000 colombianos, no sería superior al 5 %, es decir, $36.885 de incremento.

El economista Ricardo Bonilla considera que dado que la productividad del país fue negativa y el aporte de los trabajadores al crecimiento económico fue de 0,44 %, “el salario mínimo debe ser igual a la inflación más el aporte de la productividad y en ese sentido el aumento va estar en alrededor de 4,5 %”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *