ICBF rescata 5 niños indígenas de la Sierra Nevada de Santa Marta con graves problemas de salud

El Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) llegó hasta la Sierra Nevada de Santa Marta para verificar los derechos de los niños, niñas y adolescentes pertenecientes al pueblo indígena Wiwa de las comunidades Sinkaka, Tusimake, Auyamal, Limoncito, Sinka y Bernarda pertenecientes a la zona de Magdalena, Cesar y La Guajira, para tomar acciones que permitan garantizar derechos como la salud, educación, identidad, entre otros.

“Durante los tres días del operativo que inició el fin de semana, un equipo encabezado por la Subdirectora General del ICBF, Sol Indira Quiceno, viajó a varios asentamientos de las comunidades, donde evidenció graves problemas de salud en la población. Fue necesario evacuar, por vía aérea, a 5 niños que actualmente son atendidos en el pabellón de Pediatría del hospital Rosario Pumarejo de López en Valledupar, además de una mujer de 50 años de edad con problemas respiratorios”, sostuvo la Directora General del ICBF, Karen Abudinen Abuchaibe.
De igual manera, el ICBF atendió las denuncias que presentaron las comunidades por la falta de alimentos en la Sierra Nevada de Santa Marta y envió equipos de las Regionales La Guajira, Cesar y Magdalena, para verificar los derechos de los niños, niñas y adolescentes indígenas afectados.

“Desde el ICBF como ente rector del Sistema Nacional de Bienestar Familiar (SNBF), articulamos con los sectores de Salud, Ambiente, Registraduría y Unidad de Gestión del Riesgo, una jornada de atención a 36 familias, identificando 106 niños y logrando la expedición del Registro Civil de Nacimiento a 13 de ellos”, afirmó la Directora del ICBF, quien insistió que se requiere de un trabajo coordinado para garantizar los derechos de los niños y coordinar con las autoridades indígenas el acceso del ICBF al territorio y construir con ellas los componentes de los servicios que se le prestan a los niños, niñas y adolescentes, lo mismo que a las familias.

A la par, el ICBF, a través de la modalidad de atención ‘1.000 Días para Cambiar el Mundo’, llegó con paquetes de alimentos que incluyen granos, aceite, arroz, huevo, 1.680 unidades de Bienestarina liquida entre otros, a las comunidades en la Sierra Nevada de Santa Marta, después de recorrer 6 horas en mula, desde el Centro Zonal de Fonseca.

“Nuestro deber es garantizar que los niños y niñas indígenas que habitan la Sierra Nevada de Santa Marta, tengan acceso a los programas y la atención del ICBF. En total atendemos a 59 niños, niñas y mujeres gestantes en la etnia Wiwa con nuestros programas de familias y comunidades, nutrición, atención a la primera infancia y niñez. Los niños son primero”, puntualizó Abudinen Abuchaibe.

Con la modalidad ‘1.000 Días para Cambiar el Mundo’, que desde hace un año recorre el territorio, se atienden en Cesar a 15 mujeres gestantes y 14 de ellas tienen niños menores de dos años; en La Guajira hay 30 beneficiarios, de los cuales 2 son mujeres gestantes, 24 son niños menores de dos años y 4 niños son atendidos en Centros de Recuperación Nutricional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *