Ibargüen, del Cortuluá, se disculpó por declaraciones contra Once Caldas

El jugador del Cortuluá, Carlos Ibargüen, quien el fin de semana acusó al Once Caldas de venderse para que el equipo vallecaucano descendiera, se habría retractado de sus polémicas declaraciones.

El deportista fue citado este martes ante la comisión disciplinaria de la Dimayor para que explicara las razones de su comentario al termino del partido que Cortuluá perdió 2-1 en Manizales y que le costó el descenso a su club. “La cochinada como siempre en el fútbol, se venden los jugadores. Hacen -Once Caldas- una campaña horrible todo el año por no jugarle a un técnico y hoy se juegan la vida contra nosotros por 700 millones. Pero bueno, así es esto”, aseguró, en su momento, el jugador.

Ante este señalamiento, el Once Caldas emitió un comunicado en el que le pedía a la Dimayor que investigara y denunciará penalmente al futbolista por lo que consideran injuria y calumnia.

Óscar Ignacio Martán, máximo dirigente del Tuluá, contó que el deportista fue citado con su abogado a Bogotá, y dijo: “Estaba caliente, dijo esas cosas por el desespero de perder el partido, por eso fue y les ofreció disculpas a los jugadores del Once Caldas”.

Martán expresó que el deportista tocó el tema y habló de cifras porque seguramente lo escuchó en la semana, porque hubo rumores respecto a incentivos de equipos para que vencieran al Tuluá.

“Todos los torneos es lo mismo y ahora no fue la excepción. Los mismos jugadores lo comentaban, que había premios para que le ganaran a nuestro equipo y así definir el descenso”.

Dos entrenadores y un dirigente, quienes pidieron reserva de su nombre, ratificaron lo dicho por Martán. Un dirigente de Rionegro Águilas proporcionó un pantallazo de su Whatsapp, en el que denuncia como uno de sus jugadores recibió llamadas de dos miembros de Jaguares. Estos equipos se enfrentaron el fin de semana y el equipo monteriano ganó 2-0.

El máximo directivo del Tuluá le dio instrucciones a su abogado para que la Dimayor también llame a declarar a Francisco Maturana por las declaraciones que dio antes de irse de Manizales: “Maturana dijo que había dirigentes, empresarios y periodistas que le hacían daño al fútbol, entonces, por el bien del fútbol que lo aclare, algo que debió hacer el Once Caldas”.

Los jugadores del Once Caldas negaron recibir algún incentivo de equipos para ganarle al Tuluá, tal como lo dijo Ibargüen.

Hárrison Henao, uno de los tres capitanes al lado de José Fernando Cuadrado y Elkin Soto, expresó que seguramente el jugador lo dijo porque en el fútbol se manejan muchas cosas: “Me di cuenta y me imagino que habrá sanción. Nosotros estamos tranquilos porque nada es cierto”.

Dávinson Monsalve, defensor central, también se refirió al tema. “De esto no hablo, es incómodo. Teníamos que ganar y lo hicimos. Pensamos en nosotros, por lo que viene el próximo año”.

Se les preguntó también a Edder Farías y a José Fernando Cuadrado y no quisieron hablar de la situación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *