Gobierno sirio bombardea zona rebelde a pesar de protestas internacionales

Por cuarto día consecutivo, la aviación siria bombardeó este miércoles Guta Oriental, un enclave rebelde cerca de Damasco, a pesar de las protestas internacionales y los llamados a suspender los ataques que desde el domingo dejaron centenares de muertos y heridos.

Los bombardeos del miércoles provocaron al menos 24 muertos, entre ellos tres niños y más de 200 heridos, afirmó el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (OSDH).

Desde el domingo, la nueva campaña de ataques con bombas y barriles explosivos en Guta Oriental dejó más de 296 muertos civiles, entre ellos 71 niños y 42 mujeres, y más de 1.400 heridos, precisó el OSDH.

En Guta Oriental, sitiada por las fuerzas gubernamentales desde 2013, viven unas 400.000 personas en condiciones críticas, con casos de desnutrición y hambruna.

Los bombardeos provocaron también cuantiosos daños materiales, en particular en varios hospitales que dejaron de funcionar.

La artillería siria disparó más de 100 obuses durante la noche y el miércoles por la mañana la aviación entró en acción nuevamente, causando la muerte de 10 civiles, entre ellos tres niños, e hiriendo a más de 200, afirmó el OSDH.

En las localidades de Arbin y Ain Turma, las fuerzas gubernamentales lanzaron barriles explosivos, un arma denunciada por la ONU y numerosas oenegés, siempre según el OSDH.

En los hospitales que no fueron alcanzados por las bombas faltan camas y los heridos son atendidos en el suelo.

En Hamuriyé, numerosos edificios residenciales fueron destruidos y nadie se anima a salir a la calle, salvo los socorristas que siguen buscando sobrevivientes entre los escombros. El miércoles lograron recuperar vivos a cinco niños de un edificio en ruinas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *