El Rey a la alcaldesa de Barcelona: “Estoy para defender la Constitución”

ostuvo que no puede mediar entre quienes cumplen la ley y quienes la vulneran, en referencia al proceso independentista.

El rey de España, Felipe VI, hizo ver a la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, que su papel es “defender la Constitución” y el modelo autonómico catalán, y que no puede mediar entre quienes cumplen la ley y quienes la vulneran, en referencia al proceso independentista.

Éste fue el mensaje que el monarca trasladó ayer a Colau en la conversación que mantuvieron en la noche del domingo antes de la cena que se celebró en Barcelona con motivo del Mobile World Congress (MWC).

Colau y el presidente del Parlamento catalán, Roger Torrent, se ausentaron del recibimiento oficial a Felipe VI como protesta por el discurso que pronunció el pasado 3 de octubre, en el que condenó el desafío independentista tras la consulta secesionista ilegal celebrada dos días antes.

Según testigos de la conversación con Colau, el Rey remarcó que su función es “defender la Constitución y el Estatut (la norma institucional que regula la autonomía y los márgenes del autogobierno de Cataluña”, y dejar clara su postura en favor del respeto al actual ordenamiento jurídico.

En las entrevistas concedidas hoy a varios medios de comunicación, Colau reveló que le pidió a Felipe VI que ejerciera en Cataluña una tarea de mediación y que “las cosas deben resolverse con diálogo y democracia, lo que es incompatible con las cargas (policiales)” que tuvieron lugar cuando la policía acudió por orden judicial a clausurar los centros de votación del referéndum ilegal.

Colau también le hizo ver al Rey que la Constitución “se puede defender de muchas maneras diferentes“, a lo que, según la alcaldesa, el monarca, “muy educado”, le respondió, que “su papel era defenderla”.

Desde Túnez, donde se encuentra en viaje oficial, el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, reprochó hoy tanto a Colau como Torrent que desconozcan cuáles son “sus obligaciones institucionales o necesiten hacerse notar”.

Rajoy subrayó que la presencia del Rey responde a su apoyo, como el del Gobierno, para que el congreso tecnológico más importante del mundo siga teniendo Barcelona como sede.

La polémica por el desplante al Rey ha generado el rechazo unánime de todos los partidos constitucionalistas, excepto el de la formación de izquierda Podemos, cuyos dirigentes han respaldado a Colau.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *