Con gol de Vladimir Hernández, Atlético Nacional derrotó 1-0 a Colo Colo

El mediocampista araucano no marcaba en el certamen desde el 4 de abril de 2012, cuando le anotó a la Universidad Católica con la camiseta de Junior.

Atlético Nacional venció 1-0 a Colo Colo en Santiago este martes por el Grupo 2 de la Copa Libertadores, en un duelo que premió la solvencia de la visita y castigó la falta de ambición del equipo chileno.

Vladimir Hernández con una lujosa definición anotó a los 66 minutos el gol del triunfo para el campeón de la Libertadores en 2016.

Un planteamiento ordenado en defensa de la visita fue suficiente para desdibujar a un ‘Cacique’ que careció de ideas y dinámica para quebrar a su rival, terminando su debut copero con la amargura que arrastra en la última década en la que nunca pasó de la fase de grupos.

En los primeros minutos del encuentro disputado en el estadio Monumental, los dirigidos por el argentino Pablo Guede mostraron los dientes con un cabezazo desviado del delantero uruguayo Octavio Rivero y el equipo verdolaga respondió con salidas rápidas que fueron cortadas con infracciones por los locales.

El habilidoso Macnelly Torres probó de media distancia, pero sin complicar al experimentado arquero Agustín Orion y llegando al primer cuarto del partido las faltas duras y tres tarjetas amarillas se robaron el protagonismo de un partido que demoró en armarse.

Sin pagar peaje en el medio campo, ambos equipos intercambiaron embates rápidos que carecieron de precisión para llegar a las áreas con peligro.

El equipo de Jorge Almirón -que el año pasado sorprendió llevando a la final de la Copa al argentino Lanús- se conformaba con el trámite.

Seis amarillas, tres por equipos, y ninguna jugada electrizante en los arcos fue el balance de una primera mitad con sabor a poco, que estuvo lejos de colmar las expectativas que despertaba el encuentro que en los papeles se presentó como el duelo más fuerte de un grupo que completan el ecuatoriano Delfín y Bolívar.

El complemento inició con novedades en el equipo colombiano, Almirón sacó al joven Jeison Lucumí y dio ingreso a Gonzalo Castellani. Enfrente, Guede mantuvo inmóvil el banco.

Rivero insinuó en el arranque entrando por la banda izquierda, pero sin fuerza para sacar un remate que al menos hiciera cosquillas a Monetti que comenzó a sentir el rigor de la presión de un equipo local necesitado de un triunfo para comenzar a borrar el calvario sufrido desde 2007, último año en el que pasó de la primera fase de la Copa.

En cambio, para los colombianos que levantaron su segunda Libertadores en 2016 el empate de visita comenzaba a seducir y la previsibilidad de su rival alentaba sumar una nueva marcha y arrimarse al arco. Así lo hizo el delantero Andrés Rentería que con un fuerte remate quemó las seguras manos de Orión.

La jugada sería un aviso del gol colombiano, un pase filtrado a la perfección en medio de la defensa de Colo Colo para que Hernández entrara al área, tomara el balón, dejara en el camino a Orion y anotara con el arco vacío el 1-0.

Nervioso y desarmado, Colo Colo intentó una tibia reacción que fue frenada por el equipo de Almirón que pudo sellar el partido a falta de seis minutos para el final cuando Rentería sacó un remate peligroso que paró los corazones de los más de 40.000 hinchas locales que colmaron el estadio Monumental para ver el regreso del albo a la Libertadores. Una vuelta que terminó con dolor.

El equipo cafetero volverá a la acción en el máximo torneo continental el 14 de marzo cuando reciba a Delfín de Ecuador, mientras que el ‘Cacique’ chileno visitará a Bolívar en la altura de La Paz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *