Chapuzón mortal: joven barranquillero se ahogó en Playa Blanca, en Cartagena

El domingo el sol estaba en su esplendor. Es sol de playa, de paseo, y la familia Hernández Altamiranda decidió disfrutarlo en Playa Blanca, en el corregimiento de Barú.

Propios y turistas se daban el chapuzón deseado en el mar, al igual que Kevin José, uno de los integrantes de los Hernández. Sin embargo, algo sucedió y de un momento a otro, gritos era lo único que se escuchaba.

Algunos bañistas corrieron hasta chocarse con una escena desgarradora: varias personas trataban de reanimar a un hombre.

Ese hombre era Kevin y lo habían sacado del mar casi ahogado. Aún con signos vitales, fue trasladado en una lancha al Hospital Bocagrande.

Nada que hacer

A Kevin lo vieron reaccionando, dijeron testigos; por esa razón la esperanza de que sobreviviría al estrago del mar era mucha. En el Hospital Bocagrande lo recibieron, pero por Kevin Hernández Altamiranda no hubo nada que hacer. Murió. El agua salada en sus pulmones fue letal. De la felicidad, sus familiares pasaron al llanto sin explicación alguna.

La Policía Metropolitana manifestó que Kevin tenía 29 años y en el momento del hecho estaba con varios miembros de su familia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *